RAFA SOTO

Vi a Rafa por primera vez en el Offf. No recuerdo de qué hablamos.
Pero le creí y me enganché. Creí en su manera de hacer publicidad, de crear. En lo bonito de esto. En cómo motivaba a su gente. Pura inspiración.

Años más tarde empecé a trabajar en HerraizSoto. Me moría de ganas de hacer cosas. Me daba miedo no estar a la altura. Me sentía súper orgullosa de formar parte de esto. De trabajar con gente que derrochaba creatividad y ganas y energía.

 

Y trabajar con él. Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi carrera. Nunca pensé que pudiera crecer tanto. Rafa consigue sacar todo lo bueno que tienes dentro. Hace crecer las ideas, porque confía y consigue que tú lo hagas también. Porque, como avanza el título de su conferencia en el Sol, Rafa ve la publicidad con otros ojos:

 

Me habló de la Economía del cariño e instantáneamente se transformó en mi mantra: “Si haces cosas buenas por el consumidor, el consumidor hará cosas buenas por ti”. Esa manera casi budista de entender cómo funciona todo esto. Preclara. Es una de las muchas cosas que le agradezco.

Porque sí, Rafa Soto es muchas cosas, y esta es la definición que Concha Wert dijo de él después de una charla en el CdeC. Y yo no puedo estar más de acuerdo: “Por qué Rafa Soto es lo que es.”

Gracias por dejarme formar parte de esto. Por haberme enseñado el lado bonito de la publicidad, por contagiarme, por ver siempre la parte positiva. Y en ese gracias también entráis otros tantos: Marcel.lí, Cecil, Soler, Dani, Fornells, Oliver, Robert, Esteve, Seggio, Ángel, Júlia, Júnior…

Anuncios