Go Knicks!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Amanece en NYC. Tenemos que rodar y hacer algo así como un millón de fotos. Corro las cortinas. Hace sol. Parece que el frío va a ser bastante soportable.

Carol: Oye, ¿y si desayunamos rápido en sitio que está aquí al lado y así ganamos tiempo?
Valen: Dale.

Y para allá que fuimos. El año pasado estuve en Saturdays Surf y me encantó. El branding es una gozada, el café está muy bueno (igual soy muy pesada con eso, pero es que aunque los yankees hacen bien un millón de cosas el café no es una de ellas), y tiene un patio interior lleno de luz y calma en mitad del Soho que mola todo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

P1230864

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

P1230868

Y, así, con un café calentito entre las manos empezamos la ruta. No fue corta, pero no se nos hizo larga. Cursi, diréis. PARA NADA. Resulta que recibimos una llamada y al descolgar el teléfono alguien dice: “que igual ya tenéis planes cerrados, pero ¿os apetece venir al partido de los Knicks esta tarde?”
Posiblemente el “SIIIIII” se escuchó desde Barcelona.

P1230871

P1230914

IMG_0033

Hola Madison, aquí estamos. Compré un dedo gigante, una camiseta y todos los tópicos que puedan estar pasando ahora mismo por vuestra cabeza. Pero, eh, disfruté como una niña. Aquí la crew: parte del equipo de Adidas españa, Marc Clotet, Sanjuan, Chemita y servidora.

P1230903

IMG_0053

Y, como dice Chemita, fuimos sus talismanes. Porque esa noche los Knicks ganaron a los Orlando Magic. Vamos a tener que ir más.

IMG_0029

Anuncios

Happy Bones

P1250017

Hay un montón de sitios que no habría descubierto nunca si no fuera por Instagram. Y parece que no soy la única. A lo que iba, Happy Bones era uno de ellos. Y, casualidades de la vida, quedaba justo al lado de mi hotel en NYC.

– ¿Se puede ir a un lugar sólo porque te has enamorado de sus tortoise shell spoons?
– YES SIR.

Y no, no quedaban. Nunca quedan. MALDITA SEA.

P1240958

P1240953

El local es súper pequeñito, pero el café está riquísimo. Y los doughnuts. Ay. Fuimos dos días seguidos, probé el de lemon poppy seeds y el de cinnamon sugar. Este último sabía como las rosquillas que hacía mi yaya. Y transportarte a la infancia desde una cafetería del Soho no está del todo mal.

P1240961

P1240963

duo

P1240964

Está en el 394 de Broome Street y abren todos los días hasta las 7pm.

The Monocle Cafe

DSC09268

Soy FAN (así, en mayúsculas) de Monocle desde hace un millón de años. Año arriba, año abajo. Hace años, cuando Turover y yo compartíamos briefs y no solo fiestas, definíamos todo lo que nos gustaba con un “esto es muy Monocle”. Así que tenía claro que lo primero que iba a hacer al pisar Londres sería tomarme un café en The Monocle Cafe. Y otra cosa no amigos, pero a cabezona no me gana nadie. Nos pillaba un poco a desmano, pero mereció la pena. Os lo explicaría, pero es mejor que le echéis un vistazo vosotros mismos. Y, atención, si váis TENÉIS que bajar al WC. Háganme caso.

DSC09284

DSC09277

DSC09279

DSC09287

Processed with VSCOcam with s2 preset

DSC09289

DSC09276

duo2

DSC09293

DSC09260

AnaPeña y Txell, mis partners in crime favoritas <3