MIMOSAS

Processed with VSCOcam with c1 preset

Me he venido a pasar unos días a Madrid. Esa es una de las cosas buenas de ser freelance: sirve para echar menos de menos, porque mover tu propia oficina es relativamente fácil. Y entre reunión y mail, hay tiempo para abrazos, cafés y algún que otro brunch con gente adorable. El sábado, sin ir más lejos, Cintia y yo comimos en casa de Raquel y Antonio. ¡Qué mesa, queridos! Y qué rico estaba todo. Bebimos mimosa (y eso es siempre un acierto) y terminamos con el súper tiramisú de Antonio.

Processed with VSCOcam with c3 preset

Me enamoré de todos los rincones de la casa. Del turquesa, del dorado, de la cubertería con iniciales, de la terraza-biblioteca tropical y del (qué maravilla) baño azul. Igual no le dejé muy claro pero: NECESITO QUE ME ADOPTÉIS. Y ellos, ¡ay! Los mejores anfitriones de todos los tiempos.

Processed with VSCOcam with c3 preset

LA BICICLETA

Rafa: – Unos colegas van a abrir en el barrio una cafetería de la que no vas a querer salir.
Carol: – Bueno, bueno, no adelantemos acontecimientos.

La cafetería de la que hablaba Rafa es La Bicicleta, los colegas son Quique y Tamy y el barrio es, cómo no, Malasaña. De esa conversación hace ya un año. La Bicicleta abrió en diciembre y yo me planteo dejar de pagar el alquiler de mi piso y mudarme allí.

IMG_1861

El proceso desde que decidieron abrir la cafetería hasta que sirvieron el primer café no fue fácil. Recomendable leer este artículo de David García en Yorokobu, para conocer cómo nació el proyecto. Por eso, ver lo bien que está funcionando ahora, ilusiona el doble.

IMG_1831

Entrar en a La Bicicleta es lo más parecido a saltar de Malasaña a Mitte en lo que tardas en cruzar una puerta. Los sillones, a los que se les presuponen años, encajan a la perfección con los baúles-mesa, con las bicis, con la madera y hasta con el mural que los chicos de Boa Mistura se curraron.

IMG_1807duo2

El local está en la Plaza de San Ildefonso. Es grande, tiene mucha luz, wifi, mesas con enchufes para poder cargar el ordenador, gente bonita y buen café. Y mermeladas artesanales y tostas y ensaladas y tartas… Y todo está muy rico.

IMG_1800IMG_1794IMG_1813

Se ha convertido en el punto de reunión de mucha gente, algunos hemos dejado de llamarnos antes de quedar. Simplemente pasas, saludas y brindas. Porque también tienen gintonics. Sí.

IMG_1810-2IMG_1815-2IMG_1853IMG_1887

En la planta de abajo se irán haciendo exposiciones. La que hay ahora es: “Bike to life”, piezas de bicis abandonadas que se transforman en tipografía. Bien.

IMG_1805IMG_1821duo1

Esta mañana desayuné allí mientras sonaba Balmorhea y el fin de semana no podía haber empezado mejor :)

MARICASTAÑA

ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Mi hermana viene a visitarme a Madrid. Bien. Bien. Bien. Y me apetece un brunch de domingo tranquilo. Para disfrutarlo juntas.
Un amigo me recomienda Maricastaña. Me recomienda también que reserve, porque suele ser complicado encontrar mesa en domingo.
El sitio, mucho mejor de lo que me imaginaba. Una luz blanca, preciosa, mucha madera, sillas de diferentes estilos que combinan a la perfección, todos los detalles están elegidos con mucho cariño.
El brunch, sin palabras. para empezar: zumo de naranja, ensalada de frutas, yogurt, mermeladas artesanas con pan recién hecho y una selección de tés orgánicos muy recomendable. Continuamos con: huevos rotos, tablita de quesos, lasagna de setas y cheescake.

Repetiré, seguro.