NYC vol. 3

DSC08970

Yes, subimos al Top of the Rock, a pesar de decirnos que ese día solo había un 50% de visibilidad. Y pasamos frío, y nos llovió (once again), y hacía vientazo. Pero también vimos a gente queriéndose mucho, hicimos facetimes con gente bonita, hicimos el ganso, nos hicimos fotos y se nos olvidó todo lo demás.

DSC08946

DSC08890

DSC08969

DSC08959

DSC08886

Y seguimos caminando. Caminamos todo el rato. Y era bastante complicado avanzar más de 10 pasos sin sacar la cámara. La situación era más o menos la siguiente:

- Ay, mira qué bonitas estas tipos. Espera que le hago una foto.
- Me encanta esta fachada. Espera que le hago una foto.
- Sale humo de esa alcantarilla. Espera que le hago una foto.
- UN TAXI AMARILLO. Espera que le hago una foto.

Y bueno, os hacéis una idea de cómo fue la cosa…

DSC08700

DSC08708

DSC08714

DSC08725

DSC08728

DSC08729

Jo, Mart(iiiiiiiiii)ín, me acordé de ti TODOS los días. Mucho.
Hice la foto, aunque la tuya es bastante más bonita que esta.
Y también intenté comer en el sitio de Ramen, pero la cola llegaba hasta la calle :(

midtown

DSC08750

DSC08776

SUBWAY

DSC08785

DSC08790

DSC08820

nbc

DSC08845

DSC08984

DSC09012

Cosas que llegan con el sol

Este año el sol me ha pillado en una ciudad con mar.
Y se le recibe diferente, claro.
Que los domingos siguen siendo los días del vermú, eso sí.
Pero ahora en el suelo hay arena en lugar de servilletas.
Y las terrazas de la Latina ahora están en la Barceloneta.
Igual de petadas, para qué vamos a engañarnos.

Y he sacado la ropa de verano. Y ha pasado esto:

IMG_2071a

Y entre la nueva y la otra hay tanto que soy incapaz de deshacerme de ellas.
Han recorrido toda la costa azul y jamás tuvieron celos de los tacones por los que las cambiaba cada noche.
Se mojaron mientras guiaban a gente bonita hacia mi rincón secreto en Cadaqués.
Han caminado bajo el solazo de Formentera, de Ibiza y de Menorca en busca de “esta que, de verdad de verdad, es la mejor cala de toda la isla”.
Se han bañado en Pomada. Y hasta en gintónics, pero de esos que se sirven en vaso de plástico en el que aparece el logo de cualquier marca de cerveza. Porque en verano nos importan menos que nunca los frutos del bosque y las dichosas copas de balón.
Y han vuelto llenas de arena y han cruzado la Gran Vía mientras temían deshacerse sobre unas calles que, en esos días, son más magma que asfalto.
Y mucho más. Lo mejor. Todo lo que se quedó en esos veranos.

Y ahora estoy deseando ver qué me van a contar las nuevas el año que viene.

The Meatball Shop

Paseando por Williamsburg nos topamos con The Meatball Shop. Desde fuera llama poco la atención, pero por dentro gana, tiene  una luz muy chula y los camareros son majos majos.

Yo elegí un sandwich Heroe de pollo con parmesan cream y provolone. Y por si habíamos comido poco, acabamos con un latte y un helado artesano de brown sugar. Yummy!

DSC09237

DSC09216-2

DSC09221-2

DSC09231

DSC09235

meetball

DSC09238

DSC09247